Suben las ayudas sociales y analizan extender la tarjeta AlimentAR

El Gobierno preparará en los próximos días un incremento para todos los planes sociales en función del aumento del 28% que se acordó para el salario mínimo.

A su vez, se evalúa incrementar el monto de la Tarjeta Alimentar con la firme intención de seguir sustentando el impacto de la cuarentena en medio de la crisis de la pandemia del COVID-19. Es por ello, que se lanzará hoy un programa para atender a 110.000 niños que tienen baja talla y sufren desnutrición en 133 municipios de todo el país.

El Ministerio de Desarrollo Social que conduce Daniel Arroyo reafirmó que habrá un “aumento automático” de los planes sociales al existir un acuerdo de incremento del salario mínimo aunque no se dieron detalles de cómo será esa mejora para los planes sociales.

El aumento del salario mínimo lo acordó anteayer el Gobierno, los empresarios y los sindicalistas. Así, fijaron un aumento del 28% del salario mínimo en tres tramos que se empezarán a pagar en un 12% en octubre, un 10% en diciembre y un 6% en marzo.

En la Casa Rosada evaluaban ayer que el aumento a los planes sociales también podría ser escalonado y alcanzará un total de 28%. La intención es aumentar el salario social que hoy está en $8.500 y que está destinado a los 600.000 beneficiarios del Plan Potenciar que incluye varios programas de asistencia y de trabajo.

TE PUEDE INTERESAR:  Se confirmó un nuevo ATP para sueldos de octubre

Al mismo tiempo, en la Casa Rosada evaluaban ayer la posibilidad de aumentar la Tarjeta Alimentar que hoy la reciben 1,5 millones de familias para paliar la crisis de alimentos aunque no está definido aún el monto que contemplaría ese aumento.

La tarjeta Alimentar está destinada a madres y padres con hijos o hijas de hasta 6 años de edad que reciben la Asignación Universal por Hijo (AUH); embarazadas a partir de los tres meses que cobran la Asignación por Embarazo; y personas con discapacidad que reciben la AUH. Establece un monto de 4000 pesos para quienes tienen un hijo y de 6000 pesos para quienes tengan dos o más hijos y permite comprar todo tipo de alimentos.

Entre enero y agosto de este año, el gobierno nacional destinó una inversión social de 60.074 millones de pesos por medio de la Tarjeta Alimentar, que fueron utilizados mayormente para la compra de alimentos frescos en los 24 distritos del país. Con un gasto mensual de 7.700 millones de pesos, la tarjeta tiene un millón y medio de titulares.

Arroyo explicó en más de una oportunidad que “la Tarjeta Alimentar mueve la rueda de la economía de abajo hacia arriba: por un lado, mejora la calidad de la alimentación de las familias y garantiza derechos para la primera infancia; y por el otro, descentraliza las compras, moviliza el comercio y la producción local de los alimentos”.