septiembre 24, 2022 - 20:34

Le regalaron un auto a una mujer para que pueda trasladar a su hija con discapacidad

Facebook
Twitter
WhatsApp

“Les quiero contar una historia, una historia no muy común, una historia única, una historia que no le pasa a nadie, les quiero contar sobre como un día cualquiera se me cruzaron dos ángeles con el corazón mas grande que el Everest… Hace exactamente 7 días, para ser exacta el jueves 28 de julio, yo como todos los mediodía aliste a mi hija Valentina, la cual muchos ya saben que padece de una discapacidad motriz la cual le deja con una dificultad para caminar a base de eso usa andadores ortopedicos para desplazarse…”. Así comienza esta historia que relata la misionera Tania Montenegro en su cuenta de Facebook y que realmente emociona a propios y extraños, a sabiendas que aún hay gente buena en el Mundo.

Este jueves la FM 89.3 Santa María de las Misiones se comunicó con esta mamá posadeña, quien detalló cómo se sucedieron los hechos que cambiaron su vida, la de su hija Valentina y la del resto de su familia.

“Tengo dos hijas, Lara de 8 años y Valentina de 4. Mi última hija nació prematura, a los seis meses. Estuvo dos meses en Neo. A raíz de este nacimiento prematuro quedó con una discapacidad motriz, mentalmente y cognitivamente está bien. Aunque tiene esta discapacidad motriz que le impide desplazarse con normalidad. Ella hace kinesiología, le atiende una neuróloga en el Hospital de Pediatría y usa un andador ortopédico”.

A lo que agregó: “Ella ya empezó el jardín, salita de 4 en la Escuela 106. Tengo mi marido que es mecánico de motos y yo soy estudiante de enfermería de la Universidad Nacional de Misiones, hasta que un día cualquiera nos pasó algo que le pasa a una persona en un millón”.

Tras esta breve introducción se le consultó que cuente detalles de lo que le pasó días atrás y le cambio la vida a toda su familia. “Todos los días llevó a Valentina hasta su escuela. Vivimos a cinco cuadras, pero hay una ribada muy pronunciada y se me hacia muy difícil llevarla caminando. Entonces le dije a mi marido de llevarla en moto, ya que era cerca. El no estuvo muy de acuerdo por el peligro que acarrea, pero como era cerca, aceptó”.

Acto seguido añadió: Así que la semana pasada la subí en la moto, tomé el andador y me fui a la escuela. De manera sorprendente no quiso quedar en el jardín, pese a que ella se pone muy feliz cuando llega a la escuela. Pero ese día no quiso quedarse. Entonces la retiré, crucé la avenida Lavalle la senté en un murito preparé la moto, coloqué el andador y nos preparamos para volver a casa”.

Ya con un dejo de emoción en la voz continuó su relato: “A las dos cuadras escuchó la voz de una mujer que me dice, si me puede hacer una consulta. Pero, en realidad se bajó su pareja que se llama Facundo y me dice él ¿qué decís si te cambio el auto por la moto?… y mi primera respuesta fue no. Simplemente porque no tengo plata para hacer semejante transacción. Pero, el hombre de nuevo toma la palabra y dice ‘yo no te estoy pidiendo plata. Nosotros te vimos con tu bebé y queremos ayudarte. Queremos darte el auto para que vos te muevas con ella tranquila y cómoda’, mientras yo no lo podía creer”

Tania contó que una vez más les dijo no a esta pareja de “ángeles” que se le aparecían así de repente en su vida. Pero la señora insistió y le dijo “tenés que aceptar, nosotros vimos como acarreabas a tu bebé y queremos hacer una buena acción”. El hombre le pidió su número de teléfono y que agende el suyo porque “yo voy hacer todos los papeles para pasarlo a tu nombre, pensalo y lo hablamos”.

Esta pareja solamente vio una vez a Tania Montenegro y a su pequeña hija en el semáforo, y ya las marcó para siempre. Facundo al ver a esa madre con su bebé cruzando la calle, con andador y la moto quedó asombrado y le dijo a su mujer ‘Viste que fuerza de voluntad de esa señora, y si le damos el auto para que pueda acarrear a su bebé’ y la contestación fue simple y sincera, por parte de su señora ‘si vamos a darle’, sin ninguna duda y la siguieron para hacerle la propuesta.

Un cambio total en la vida

Al ser consultada si este auto les cambió la vida, Tania muy contenta respondió: “Para mi me cambió mi vida totalmente, la mía, la de  Valentina, la de toda mi familia. Pero este auto no es un bien material, tal como lo escribí en facebook. Para mí es una posibilidad que le dan a mi hija de que viaje cómoda, que no se moje, que no pase frío, calor. No es simplemente un auto, es rescatarla a ella de pasar malos o ingratos momentos”.

También quisimos saber cuando fue el día que comenzó a gestarse este ‘milagro’ y que día se hizo realidad, ósea que recibió las llaves del auto en mano. “Todo fue muy rápido. El pasado jueves 25 a la tarde me hicieron la propuesta y ayer me entregaron las llaves. Todos los días estábamos en contacto, pero igual desconfiábamos. Mi marido no me creía, hasta que ellos vinieron el domingo a mi casa, lo conocieron a él y le contaron toda la propuesta. Me decía que estaba loca, pero cuando ellos aparecieron en casa entendió y me creyó que era cierto”.

Además, agregó: “El miércoles firmamos los papeles con mi marido y cuando la señora nos dio la llave en mano, nos pusimos a llorar. Porque esto no pasa todos los días”.

En esta historia falta una pieza: la moto, la cual iba a ser moneda de cambio por el auto. Tania y su marido no se olvidan de ello y como el motociclo está usado y no está en las mejores condiciones, el señor al ser mecánico de motos la va a dejar en perfectas condiciones, poner los papeles como corresponde y cumplir con la otra parte de lo pactado.

Por último, al preguntarle a esta madre y estudiante de enfermería que le dijo a esta pareja una vez que firmó los papeles y tenía la llave del auto en la mano: “Me cambiaron la vida. Ustedes no tienen idea de lo que están haciendo. Cuando alguien hace algo por tu hijo, no hay palabras para agradecer. Salir de paseo con Valentina, con su hermana, con mi marido, no lo hacíamos y ahora lo vamos a poder hacer. Es algo que nunca se puede creer”.

Tania no quiso olvidarse de las dos personas que le cambiaron la vida Meli y Facundo, resaltando que también son padres y tienen dos hijas hermosas, dulces como ellos. Dos padres trabajadores y dueños de reconocidos locales comerciales de Posadas. Y tal como ella dice al finalizar su texto en facebook “… Estás personas que para mí son ángeles que los envió Dios para bendecirme me cambiaron la vida… mi corazón explota de felicidad y no me va a alcanzar la vida para agradecerles esto… Dios los va a bendecir siempre”.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Abrir chat
1
Mandanos un mensaje!
Hola!, Estamos en línea.
Mandanos un mensaje para ponerte en contacto con la redacción.