La Mole Moli contó que por falta de trabajo ahora volvió a ser albañil

En una entrevista para la radio cordobesa FM Radio, República de Morteros, y habló sobre su situación actual: “Estoy trabajando en la construcción, mi profesión antes del boxeo era la de albañil”.

“Con esto del Coronavirus no hay presencias no hay teatro, no había nada y me tuve que poner a laburar de vuelta en la construcción. Es una profesión que siempre me encantó. Trabajo con mi familia y vivo feliz” Declaró el ex boxeador.

Respecto de la relación con el conductor Marcelo Tinelli, contó: “Para mí, estar con él fue como un laburo más, como tratar con un patrón. Nadie me dijo lo que tenía que decir, yo decía lo que pensaba en ese momento y gané el Bailando y el Cantando, nadie me compraba, yo hacía lo que sentía. Pero Tinelli se portó muy mal”.

“Tuve la suerte de estar con él y decirle lo que sentía. La verdad que, si me preguntás, a mí que me chupe un huevo Tinelli. Me dolió mucho lo que hizo” sentenció La Mole.

Tiempo después de su paso con Showmatch el ex pugilista demandó al conductor oriundo de Bolivar por Calumnias e injurias, juico que resultó favorable para La Mole. Sobre los motivos por los que lo demandó, aseguró que fue “para demostrar mi inocencia”. “ El primer año fue hermoso, pero después se metió conmigo y los galgueros. Me acusó de pegador, maltratador y asesino de perros. Entonces, me dolió mucho y yo sabía lo que era, la crianza que me dio mi padre y mi madre”.

Y concluyó: “Cuatro años después de ganar el Bailando pasé a ser una mugre, no solamente para Tinelli, sino para mucha gente”. “Para muchos parecía un asesino. Son cosas que me molestaron y dolieron mucho”, concluyó.

Al finalizar la entrevista, reveló que no se arrepiente de nada en la vida: “No maté, no violé, no robé; la única cosa que me arrepiento es de no haberme hecho una mansión. Hoy ni en pedo hago una casa, plata que agarro me voy con mi hijo a las carreras de bici, no hago más una casa”, sintetizó.