La familia de Wey Zapata donó sus órganos y salvaron la vida a un joven mendocino

Alberto “Wey” Zapata, quien había perdido uno de sus brazos en un accidente en el mes de noviembre, falleció este domingo tras una caída durante una competencia en San Agustín, Córdoba.

Tras este duro momento, la familia del piloto sanjuanino decidió donar los órganos y salvaron la vida a un joven que esperaba un trasplante de pulmón hace 13 años.

El trasplante se hizo el mismo domingo y fue un verdadero alivio para el chico mendocino.

“De chico no le daban muchos años de vida. Fue muy duro para la familia tener que decirle eso. Pero fueron pasando los años y con la fe de todos y las ganas de vivir que tiene él, hizo una vida normal. Aunque no podía practicar su deporte favorito (el fútbol)”, señaló Brayam Gabriel, un primo del trasplantado a Diario Móvil, un sitio web sanjuanino.

Y luego agregó: “La mano que él perdió en el otro accidente, es la mano que Dios le dio a mi primo para que siga viviendo”.