Fue a hacer pis a un poste de luz y murió electrocutado

Un joven perdió la vida en una canchita de fútbol de Bella Vista, en el partido bonaerense de San Miguel. Se supone que la tragedia sucedió cuando el muchacho entró en contacto con un poste de luz que, por algún desperfecto que se investiga, quedó electrificado.

Según los testigos, el lunes a la noche Pablo Sanagua, de 20 años, estaba jugando al fútbol con amigos en el potrero ubicado en las calles Paraguay y José Manuel Estrada, en medio de la lluvia que esa noche azotó a casi toda el área metropolitana de Buenos Aires.

En un alto en el picado barrial, Sanagua se acercó al poste de luz para orinar. Fue en ese momento cuando se habría producido el desperfecto que desencadenó la descarga eléctrica fulminante.

El predio donde ocurrió la tragedia pertenece a la Provincia de Buenos Aires, pero el mantenimiento, incluyendo la iluminación, está a cargo del municipio de San Miguel.

Tras lo ocurrido, intervino una fiscalía en el lugar y se realizaron pericias preliminares sobre las 7 luminarias del lugar, en las que no se notó ninguna falla que pudiera causar una electrocución. Sin embargo, vecinos señalan que todos los postes tienen cables colgando con tomacorrientes expuestos.

Desde dicho municipio se descarta la versión del cable, pero todavía desconocen qué pudo haber motivado el desperfecto, y consideran que puede estar relacionado con la tormenta del lunes.

Pablo trabajaba en una empresa donde se preparan viandas de comida. Es recordado por los vecinos como un chico alegre, muy querido por sus amigos y familia.

Su temprana e inesperada muerte acrecienta el dolor en una familia atravesada ya desde antes por la tragedia. Su padre había fallecido dos meses antes, y su hermano había muerto en 2017 en un accidente de tránsito.