marzo 2, 2021

Denunciaron por agresiones físicas al médico entrerriano que viralizó su renuncia

Lemus

El Dr. Marcelo Lemus se hizo conocido en los últimos días cuando todo el país se enteró de los motivos de su renuncia a la guardia del Hospital San José, donde emplea cansancio ante la inconsciencia social respecto de la pandemia de Coronavirus.

A partir de este hecho, se difundió otro video que tiene a Lemus como protagonista de una situación de violencia hacia Roque Escobar, un hombre de 70 años, quien había asistido a la guardia por un cuadro agudo de asma.

Lemus, por los dichos del agredido, se habría negado a atenderlo, terminó empujándolo y tirándole los estudios en la cara, secuencia que fue captada por las cámaras de seguridad.

El hecho ocurrió el 10 de septiembre del 2020, a las 17 horas, aproximadamente, en el Hospital San José, de la ciudad homónima correspondiente al departamento Colón, que es un efector público de atención primaria, que está dotado de consultorios médicos, pero carece de sala de partos y unidad de terapia intensiva. Sin embargo, en el marco de pandemia se readecuaron algunas salas para asistir a pacientes con COVID que no precisen respirador.

Ante la viralización del video donde Lemus hizo pública su renuncia a la guardia del Hospital, se reflotó la causa de la agresión que el Dr. Gustavo Velzi, defensor de Escobar, detalló en una nota de este jueves al Canal 10 de San José.

La otra campana:

Roque Escobar relató que ingresó a la sala de guardia a solicitar la atención por el cuadro agudo de asma que padecía. El Dr. Lemus le niega la atención y le pide que se retire. “Usted no puede estar en una guardia”, expone Escobar que le dijo a Lemus, a lo cual el médico reacciona empujándolo y tirándolo al piso, primero, y luego arrojándole los estudios, que el paciente había llevado, en la cara.

TE PUEDE INTERESAR:  Alberto Fernández anunció una querella criminal contra Macri por el endeudamiento con el FMI

A partir de allí, se hace el llamado a la policía. El paciente se negó a ser atendido por su agresor y se desencadena una denuncia policial por el delito de agresión (lesiones leves), la cual cuenta con mediación penal. Por la feria judicial aún no se ha realizado la mediación.

A partir de la denuncia de Escobar surgen dos delitos, uno penal, perseguible por la agresión que tiene una pena menor a los tres años, por lo cual es excarcelable; y otra civil, por el daño moral sufrido en la agresión en el efector público que deberá ser evaluado por profesionales de la psicología y demás peritos, y cuya pena es pecuniaria.